Infusiones, grandes aliadas

Para conseguir un cabello ultra brillante, también puedes hacer una infusión de perejil y cuando esté fría la colocas en un spray y la pulverizas sobre el pelo. Es un acondicionador sin aclarado que lo deja muy brillante. Este proceso también es válido hacerlo con tila, saúco, salvia y cola de caballo. Si prefieres puedes comprar extracto de perejil líquido y mezclarlo con agua.


Regula la grasa e hidrata tu cabello

Si tienes el cabello fino o graso te vale esta mascarilla: Mezcla arcilla de Ghassoul y aceite de jojoba. La arcilla absorbe el exceso de sebo y le da más volumen al cabello, y el aceite de Jojoba regula la grasa a la vez que hidrata el cabello.


¡Cuídate por dentro!

Siempre que puedas, elige alimentos que contengan Vitamina C y antioxidantes, ¡verás como tu cabello conseguirá un extra en brillo!


¡Alarga la vida de tus mechas!

Si eres muy rubia, ahora que se acerca el verano, y te gusta la playa y la piscina, tienes que tener cuidado porque los cabellos muy rubios o con mechas muy claras tienen tendencia a ponerse “verdes”. Si eso te sucediera aplica zumo de tomate natural o un poco de ketchup, y déjalo reposar un rato. Verás como ese verde desaparece.