Infusiones, grandes aliadas

Para conseguir un cabello ultra brillante, también puedes hacer una infusión de perejil y cuando esté fría la colocas en un spray y la pulverizas sobre el pelo. Es un acondicionador sin aclarado que lo deja muy brillante. Este proceso también es válido hacerlo con tila, saúco, salvia y cola de caballo. Si prefieres puedes comprar extracto de perejil líquido y mezclarlo con agua.