Lo primero que tenemos que tener en cuenta para tener una melena bien bonita es que el cabello se vea hidratado y sano. Eso no lo conseguiremos si no lo cuidamos correctamente, y con cuidarlo entendemos que tenemos que llevar una alimentación sana y equilibrada, reducir los niveles de estrés y utilizar productos que sean afines a los compuestos del cabello y la piel, ya que el pelo para que esté bien, también ha de estar sano nuestro cuero cabelludo, y eso incluye su piel.

Bebe un litro y medio de agua. No hace falta que lo bebas de golpe, mientras lo bebas durante el día, está bien. El cuerpo para hacer todas sus funciones necesita mucha agua, igual que el cerebro para funcionar bien, necesita estar hidratado. Si el cuerpo no recibe esa agua, la retirará de otro sitio, y eso implica la humedad de la piel y cabello.

El estrés es una de las cosas que más deshidrata nuestro cuerpo, y como consecuencia nuestro cabello. Ves haciendo parones durante el día para relajarte, y en esos patrones bebe agua.

Para fortalecer el cabello e hidratarlo utiliza mascarillas de aceite de ricino. Este aceite estimula el crecimiento del cabello, lo fortalece y lo hidrata. Lo ideal sería hacerte una mascarilla por la noche, para que el cabello tenga suficiente tiempo para regenerarse. Unta tu cabello en aceite (moderadamente y sin exceso), envuelve en una toalla y déjalo toda la noche, a la mañana siguiente lava tu cabello con normalidad. Puedes hacer dos pasadas de champú para que quede limpio del todo.

Para nutrir el cabello en profundidad, hazte una mascarilla de manteca de Karité y aceite de aguacate. Esta mascarilla es para cabellos muy gruesos y resecos, en cabellos muy finos no vale, los dejaría demasiado relamidos. Funde un poco de manteca de Karité en el microondas y añádele aceite de aguacate, mezcla bien. Cuando la mezcla esté fría, aplícala por el cabello y déjala toda una noche. Al día siguiente lava con normalidad tu cabello.

Un truco muy rápido y fácil para cabellos encrespados. Lleva siempre en tu bolso crema de manos, y cuando haya algún momento en el día en el que tu cabello se descontrol, aplica un garbancito de crema en las manos, frótalas y luego pásalas por tu cabello. Verás que esos pelos descontrolados vuelven al sitio.

Para tener un cabello brillante en un día que no tengas tiempo de hacerte nada, date el último aclarado con vinagre de manzana, deja el cabello muy brillante, sobre todo si es liso, y no te preocupes, el olor a vinagre desaparece al rato.

Para conseguir un cabello ultra brillante, también puedes hacer una infusión de perejil y cuando esté fría la colocas en un spray y la pulverizas sobre el pelo. Es un acondicionador sin aclarado que lo deja muy brillante. Este proceso también es válido hacerlo con tila, saúco, salvia y cola de caballo. Si prefieres puedes comprar extracto de perejil líquido y mezclarlo con agua.

Si tienes el cabello fino o graso te vale esta mascarilla: Mezcla arcilla de Ghassoul y aceite de jojoba. La arcilla absorbe el exceso de sebo y le da más volumen al cabello, y el aceite de Jojoba regula la grasa a la vez que hidrata el cabello.

Siempre que puedas, elige alimentos que contengan Vitamina C y antioxidantes, ¡verás como tu cabello conseguirá un extra en brillo!

Si eres muy rubia y se acerca el verano, a ti que te gusta la playa y la piscina, tienes que tener cuidado porque los cabellos muy rubios o con mechas muy claras tienen tendencia a ponerse “verdes”. Si eso te sucediera aplica zumo de tomate natural o un poco de ketchup, y déjalo reposar un rato. Verás como ese verde desaparece.

©2017 | Política de cookies