Alisar el cabello

1. Coger un mechón no muy grueso y que no supere el ancho de las placas de la plancha.

2. Colocar la plancha en la raíz y deslizar despacio para que el calor llegue a lo largo de todo el mechón.